Visitaantiguagrecia.jpg

La Reforma y la Contrarreforma de la Iglesia

De marenostrum
Saltar a: navegación, buscar

El cambio de mentalidad del hombre del Renacimiento provocó una crisis en el seno de la Iglesia. Se produjo un movimiento de Reforma Protestante de transformación al margen del Papa de Roma y una Contrarreforma Católica como contraposición.
El Renacimiento con la aparición del Humanismo transformó mentalidades. Los grandes descubrimientos geográficos de los siglos XV y XVI ampliaron el horizonte del hombre Europeo y la Iglesia parecía mas preocupada por el arte, por la política y por el poder que por la evangelización y la difusión del cristianismo. Era un caldo de cultivo ideal para la aparición de corrientes críticas en el seno de la Iglesia que desembocaron finalmente en el Cisma entre Católicos y Protestantes (Luteranismo, Calvinismo y Anglicanismo).

La Reforma Protestante

El Luteranismo y su creador, Lutero

Martín Lutero (1483-1546) fue un monje agustino alemán que pese a sus orígenes humildes llegó a ser profesor de teología en la Universidad alemana de Wittenberg. Se trata de un hombre profundamente creyente que veía con gran desasosiego la desviación de la Iglesia de los principios esenciales del cristianismo. A partir de 1517 Lutero se opuso a la venta que la Iglesia hacía de las indulgencias hasta tal punto que fue excomulgado.
Lutero comenzó a establecer una doctrina que se basaba en la "justificación por la fe". La fe en Cristo es lo que salvará al hombre frente a la posición de la Iglesia Católica donde prevalecen "las obras".
El Luteranismo se extendió rápidamente por Alemania apoyado por la nobleza local que aprovechó la ocasión para deshacerse del gran poder que había acumulado la Iglesia mientras que se apoderaba de sus bienes. Sin embargo el Emperador Carlos V se opuso al Luteranismo, lo que provocó varias guerras de religión entre Católicos y Protestantes hasta que en 1555 se alcanzó la Paz de Augsburgo por medio de la cual se permitía a los príncipes alemanes elegir entre el Catolicismo y el Protestantismo.

Los principios básicos del Luteranismo son:

  • Interpretación libre de la Biblia. Cualquiera puede interpretar los textos sagrados.
  • Bautismo y Eucaristía como únicos sacramentos.
  • Supresión del culto a los Santos y a la Virgen y no existencia del Purgatorio.
  • Los ritos se realizan en la lengua del pueblo.
  • Austeridad en las iglesias y supresion del celibato y la jerarquía de la Iglesia.


El Calvinismo y su creador, Calvino

Juan Calvino era un francés que residía en Ginebra. Llevó las doctrinas de Martín Lutero hasta el extremo. Creía en la Predestinación y sostenía que solo los elegidos o predestinados por Dios tenían verdadera Fe y por tanto a su alcance la salvación. Una moral rígida y una austeridad extrema eran señales de formar parte del grupo de los elegidos por Dios para la salvación. El Calvinismo se extendió por los Paises Bajos, zonas de Francia y Alemania y Escocia.

Los principios básicos del Calvinismo son:

  • Bautismo y Comunión como únicos sacramentos.
  • Supresión de la jerarquía de la Iglesia y aparición de la figura de los Pastores o guias de los elegidos para la salvación.


El Anglicanismo y su creador, Enrique VIII de Inglaterra

Los orígenes del Anglicanismo poco tienen que ver con Lutenarismo y Calvinismo. El Rey Enrique VIII incapaz de obtener la nulidad matrimonial con su esposa Catalina de Aragón decidió prescindir de la Iglesia Católica, promulgando en 1534 el Acta de Supremacía, haciéndose el mismo jefe de la Iglesia Anglicana y con capacidad de decisión total. La Iglesia Anglicana parte del Catolicismo y toma muchos de los principios del Luteranismo.

La Contrarreforma Católica

El Concilio de Trento

El Concilio de Trento comenzó en 1545 y duró 18 años. Demasiado tarde para detener el avance de los protestantes. Se discutió entre realizar concesiones a los protestantes o mantener una posición intransigente. Finalmente se optó por lo segundo y el Cisma en la Iglesia fue inevitable.
Se insistió en el culto a la Virgen María y a los Santos, se mantuvo la supremacía de las obras, se reafirmó la presencia de Cristo en la Eucaristía, se definieron los Sacramentos. Por supuesto se reafirmó la autoridad Papal en la Iglesia. La Compañía de Jesús, los Jesuitas, fundados por San Ignacio de Loyola, tuvieron un papel destacado puesto que juraban obediencia directa al Papa.
El Concilio de Trento organizó y orientó a la Iglesia Católica hasta la celebración de el Concilio Vaticano II en el Siglo XX.


SI ESTA WEB TE HA GUSTADO O TE HA SIDO DE UTILIDAD, POR FAVOR, AYÚDANOS Y ENLÁZANOS EN TU BLOG O COMPÁRTENOS EN LAS REDES SOCIALES


VALORA ESTE ARTÍCULO
Por favor, valora de 1 a 5 estrellas si esta página te ha resultado útil o te ha gustado:

5.00
(4 votos)