El Cid Campeador

De marenostrum
Revisión del 14:56 13 oct 2020 de Carlos (discusión | contribuciones) (Página creada con «{{ParatodalawikiSuperior}} <seo title="El Cid Campeador - Marenostrum te resume la Historia" titlemode="replace" keywords="cid,campeador" description="El Cid Campeador es…»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

El Cid Campeador es un personaje real mitificado, pero que en realidad tuvo muchos claros y oscuros.

El Cid comenzó sus grandes gestas al servicio del Rey Fernando I rey de Castilla y León junto con su amigo el infante Sancho. Ambos visitaron la Taifa de Zaragoza, por aquel entonces tributaria del Rey Fernando. Allí se enfrentó contra las tropas de Ramiro de Aragón por el control de Graus.

Tras la muerte de Fernando, entra al servicio de su amigo Sancho, nuevo Rey de Castilla, logrando gran prestigio en la corte. A la muerte de Sancho continuará al servicio de su sucesor Alfonso VI.

Tras años de fiel y leal servicio, el Cid cometió una traición a su rey. Organizó a espaldas del rey una incursión de pillaje y saqueo en la vecina y aliada Taifa de Toledo, lo que supuso el destierro cuando Alfonso VI tuvo conocimiento del hecho.

A partir de ese momento la vida del Cid Campeador es la de un mercenario que ofrece sus servicios al Rey o Príncipe que mejor pague sus servicios. Su primer señor fue al-Muqtadir rey de la Taifa de Zaragoza consiguiendo grandes victorias frente a las Taifas de Lérida, Tortosa y Denia, frente al Reino Aragón y frente al Condado de Barcelona. Así las cosas regresó al servicio del rey Alfonso VI de Castilla para defender sus intereses en la zona valenciana volviendo a conseguir grandes victorias.

Pero la relación con su Rey pronto se volvió a romper cuando el Cid no se desplazó a Murcia para defender la Taifa. En cambio logró el poder absoluto e independiente en la Taifa de Valencia, convirtiéndose en soberano de misma y dándose el curioso caso de que la Taifa de Valencia, musulmana y bajo la Ley Islámica, estaba gobernada por un príncipe cristiano.

El Cid fue enterrado en la Catedral de Valencia a su muerte en 1099, pero dos años mas tarde ante la inminente conquista de la Taifa por los almorávides sus restos fueron trasladados al monasterio castellano de San Pedro de Cardeña.

SI ESTA WEB TE HA GUSTADO O TE HA SIDO DE UTILIDAD, COMPÁRTENOS EN LAS REDES SOCIALES


VALORA ESTE ARTÍCULO
Por favor, valora de 1 a 5 estrellas si esta página te ha resultado útil o te ha gustado:

0.00
(0 votos)